IBMH- Empezar negocios en China con buen pie. Cultivar el guanxí.

Empezar negocios en China con buen pie. Cultivar el guanxí.

Las tradiciones en China son muy arraigadas, especialmente gracias a su antigüedad. La filosofía occidental acepta que una persona tenga varias personalidades: para el trabajo, para la casa, amigos, enemigos, pareja, hijos, etc…, pero en cambio en China, una persona es un ente íntegro en eterno proceso de perfeccionamiento, en el que una virtud es una virtud, en la oficina o fuera de ella, si uno es respetuoso con su padre lo será con su socio, si es trabajador en su jardín lo será en su trabajo siendo el responsable o jefe o incluso un simple repartidor del correo. Y es que hay que tener en cuenta que para los chinos no existe la separación de la vida laboral y privada, pues para ellos un trato de negocios lo consideran un asunto personal que compromete su honor y su prestigio.

Todo ello nos viene a confirmar nuestra especial necesidad de adquirir conocimientos básicos de su cultura y protocolo de negocios antes de emprender un negocio en China. En IBMH somos especialmente conscientes y entendemos completamente esta situación, pues así y sólo así, podremos ser realmente eficientes y eficaces en nuestra labor diaria de gestión de compras de herrajes de alta calidad.

En IBMH sabemos que a la hora de seleccionar un buen fabricante de herrajes, necesitamos previamente cultivar una relación personal con el dueño o director de dicha fábrica, con el fin de saber qué es lo que puede complacerle o contrariarle. Las consecuencias son directas: los chinos pueden despreciar un contrato de condiciones inmejorables si su interlocutor no les infunde la confianza personal suficiente. En IBMH hemos conseguido la total confianza de nuestros socios chinos, prueba de ello son las excelentes relaciones que hoy en día mantenemos con todos y cada uno de ellos.

Hay unos conceptos generales de la cultura china que conviene asimilar:

Destino: Los chinos creen que cada decisión que tomamos influye en nuestro destino y en la suerte, pues cada nueva oportunidad que se nos presenta la determina directamente la que la precede y las decisiones previamente adoptadas.

Tiempo: Para los Chinos, el universo controla el destino humano, pero el Universo no es estático sino cambiante, por tanto también lo es la suerte de una persona. Si es importante nacer con una buena estrella, lo es más aún el cuidar de nuestra fortuna, cuidando especialmente de nuestros actos.

Personas: Las personas que entran en nuestra vida nos traen la buena o la mala suerte. Por eso es sumamente importante elegir bien a quien dejas entrar en tu vida o con quien te relacionas.

Guanxí: Un concepto central de la sociedad china. Significa la red de contactos e influencias sociales de una persona. Es difícil traducir este término, pues engloba varias nociones como: el ganqíng, que es una medida de la profundidad de los sentimientos de una relación interpersonal, el rénqíng, que hace referencia a la obligación moral de mantener la relación, y el lian, que hace referencia al concepto de ” la cara”, en tanto que significa estatus social, reconocimiento, prestigio, etc…

Mianzí: También se refiere a “la cara”, pero con otro matiz. Si lian es la confianza de la sociedad en el carácter moral de una persona, mianzí representa la percepción social del prestigio de una persona. En los negocios es muy importante conservar “la cara” porque afecta su capital social. Para diferenciar los dos conceptos, veamos unos ejemplos: si un empleado ha robado dinero de la caja registradora, pierde el lian pero no así el mianzí, pero si un jefe se deja interrumpir mientras explica algo, pierde directametne el mianzí, pero no lian.

Kegí: “Ke” se traduce como “invitado” y “gí” como “comportamiento”. Como otros conceptos, su significado es amplio, contempla no sólo educación y consideración, también humildad y el ser recato en una persona.

Estos conceptos generales condicionan el buen proceder en las relaciones laborales y profesionales en China, por ello en IBMH somos especialmente conscientes y conocedores de esta situación, pues existe un especial protocolo, una ética de negocios especifica a seguir con nuestros socios chinos, que nos asegura ser hoy en día una de las Gestoras o Asesorías Integrales en la gestión de compras de herrajes fabricados en China, más importantes y mejor posicionadas de nuestro sector, pues hay que tener muy en cuenta que a los Chinos, no los podemos englobar a todos simplemente como asiáticos, pues aunque claramente tienen puntos en común, las culturas de negocios de Corea, Japón, China u otros países asiáticos difieren significativamente y por ende pueden influir significativamente en el buen desarrollo de cualquier tipo de negocio.Cuando planifiques tu futuro profesional en China, debes tener en mente un dato: hace 10.000 años ya se cultivaba el arroz en Yangtse, el río emblemático que cruza todo el país de China. Desde un término de tiempo de esta magnitud, ¿qué es una vida humana? Es un razonamiento que le ayudará a comprender la cultura de negocios china.

Las tradiciones en China son muy arraigadas a pesar o gracias a su antigüedad. La filosofía occidental acepta que una persona tenga varias personalidades: para el trabajo, para la casa, amigos, enemigos, pareja, hijos, etc…, pero en cambio en China, una persona es un ente íntegro en eterno proceso de perfeccionamiento, en el que una virtud es una virtud, en la oficina o fuera de ella, si uno es respetuoso con su padre lo será con su socio, si es trabajador en su jardín lo será en su trabajo siendo un jefe o responsable o un simple repartidor del correo. Y es que hay que tener en cuenta que para los chinos no existe la separación de la vida laboral y privada, pues un trato de negocios lo consideran un asunto personal que compromete su honor y su prestigio.
Todo ello nos viene a confirmar nuestra especial necesidad de adquirir conocimientos básicos de su cultura y protocolo de negocios antes de emprender un negocio en China. En IBMH somos conscientes y entendemos completamente esta situación, pues así y sólo así, podremos ser realmente eficientes y eficaces en nuestra labor de gestión de compras.
A la hora de seleccionar un buen fabricante de herrajes, necesitamos previamente cultivar una relación personal con el dueño o director de dicha fábrica, con el fin de saber qué es lo que puede complacerle o contrariarle. Las consecuencias son directas: los chinos pueden despreciar un contrato de condiciones inmejorables si su interlocutor no les infunde la confianza personal suficiente. En IBMH hemos conseguido la total confianza de nuestros socios chinos, prueba de ello son las excelentes relaciones que hoy en día mantenemos con cada uno de ellos.
Hay unos conceptos generales de la cultura china que conviene asimilar:
Destino. Los chinos creen que cada decisión que tomamos influye en nuestro destino y en la suerte. Cada nueva oportunidad que se nos presenta la determina directamente la que la precede y las decisiones previamente adoptadas.
Tiempo. Para los Chinos, el universo controla el destino humano, pero el Universo no es estático sino cambiante, por tanto lo es la suerte de una persona. Si es importante nacer con una buena estrella, lo es más aún el cuidar de nuestra fortuna, cuidando especialmente nuestros actos.

Personas. Las personas que entran en nuestra vida nos traen la buena o la mala suerte. Por eso es sumamente importante elegir bien a quien dejas entrar en tu vida o con quien te relacionas.

Guanxí. Un concepto central de la sociedad china. Significa la red de contactos e influencias sociales de una persona. Es difícil traducir este término, engloba varias nociones, como: el ganqíng, que es una medida de la profundidad de los sentimientos de una relación interpersonal, el rénqíng, que hace referencia a la obligación moral de mantener la relación, y el lian, que hace referencia al concepto de ” la cara”, en tanto que significa estatus social, reconocimiento, prestigio, etc…

Mianzí. También se refiere a “la cara”, pero con otro matiz. Si lian es la confianza de la sociedad en el carácter moral de una persona, mianzí representa la percepción social del prestigio de una persona. En los negocios es muy importante conservar “la cara” porque afecta su capital social. Para diferenciar los dos conceptos, veamos unos ejemplos: si un empleado ha robado dinero de la caja registradora, pierde el lian pero no así el mianzí. Si un jefe se deje interrumpir mientras explica algo, pierde directametne el mianzí, pero no lian.

Kegí. “Ke” se traduce como “invitado” y “gí” como “comportamiento”. Como otros conceptos, su significado es amplio, contempla no sólo educación y consideración, también humildad y el ser recato en una persona.
Estos conceptos generales condicionan el proceder en las relaciones laborales en China, por ello en IBMH somos especialmente conscientes y conocedores de esta situación, pues existe un especial protocolo, una ética de negocios especifica a seguir con nuestros socios chinos, que nos asegura ser hoy en día una de las Gestoras o Asesorías Integrales en la gestión de compras de herajes fabricados en China, pues que tener en cuenta que los Chinos, no los podemos englobar a todos simplemente como asiáticos, pues aunque claramente tienen puntos en común, las culturas de negocios de Corea, Japón, China u otros países asiáticos difieren significativamente y por pueden influir significativamente en el buen desarrollo de cualquier tipo de negocio.