Realizar procesos de compra e importación en China puede resultar complejo y seguramente muchas veces sentiremos que estamos intentando avanzar contra el viento. Uno de los problemas más recurrentes son los contratos

Si eres nuevo el sector de la importación de productos y herrajes de China lo más probable es que te dé miedo realizar transacciones sin un contrato firmado de por medio.

Un contrato de compra-venta en China entre dos partes implicadas ofrece la garantía que necesitas que asegurarte de estar cubierto en tu transacción. Sin embargo, los contratos en China no tienen la misma fiabilidad que en Occidente.

Te explicamos cómo puedes conseguir esa garantía de compra que necesitas:

– Te aconsejamos que sólo si tienes una empresa multinacional con beneficios estables y servicio jurídico de defensa, realices contratos en todas las transacciones. Si no es así, los contratos serán gastos que no podrás costearte.

– Los contratos de compra-venta, en el fondo, son sólo para nuestra “tranquilidad mental”, pero a nivel práctico no ofrecen garantía de nada. Poner una demanda jurídica por incumplimiento de contrato en China puede costarte hasta 3-5 años de abogados e implica tu desplazamiento hasta el país en varias ocasiones. En caso de que no residas en el país, de este modo, esto te conllevará muchas pérdidas. El contrato, así pues, sólo sirve para tener por escrito las cláusulas que quieres que sean cumplidas.

– Muchos importadores en China sólo realizan un primer contrato de compraventa cuando trabajan por primera vez con un proveedor. Esta es una opción para sentirte más seguro y el proveedor más presionado para cumplir tus requisitos. Además, sentirá que eres más estricto y serio con tu trabajo, por lo que probablemente trabaje mejor.

– En algunas ocasiones es el mismo proveedor el que pide firmar la factura proforma donde están incluidas las cláusulas del pedido. Normalmente esto es buena señal, ya que indica que el proveedor se implica a un nivel más formal que lo usual.

– Hay dos tipos de contratos vigentes, los de exclusividad y los de confidencialidad, además. El primero debes firmarlo si quieres tener la garantía de que tu proveedor fabrique determinado producto sólo para ti o para garantizar que no va a ser distribuido en el país donde tú quieres importar. En general estos contratos se cumplen y sólo se modifican si el proveedor tiene una oferta mejor de la competencia. Entonces hará presión para mejorar sus condiciones contigo.

– Los contratos de confidencialidad, por otro lado, se firman si tu proveedor Chino va a fabricar un producto a través de tus moldes y especificaciones técnicas. La información debe quedar registrada a través de un contrato de confidencialidad.

 

Pin It on Pinterest

Share This