En IBMH intentamos ayudarte a escoger las mejores opciones de Incoterms en la gestión de compras en china,  un conjunto de reglas internacionales regidos por la Cámara de Comercio Internacional que regulan las obligaciones y responsabilidades tanto del Comprador Importador como del Vendedor Exportador. 

Pero aparte de la información oficial que rigen los Incoterms como cláusulas que determinan un contrato de compraventa internacional, existen muchos otros factores ocultos y malas prácticas por parte de algunos fabricantes chinos, que aquí en IBMHCORP nos ha tocado vivir en el pasado y que por lo tanto disponemos de la experiencia necesaria para poder evitar esos problemas nuevamente de cara al futuro.

¿En qué influyen las incoterms?

  1. En el precio.
  2. En dónde se realiza la entrega de la mercadería.
  3. En dónde se produce la transferencia de riesgos sobre la mercadería
  4. En quién paga y contrata el transporte y el seguro.

Cuando trabajamos CIF, es el proveedor quien se encarga de los gastos de transporte desde origen hasta destino. Además, el vendedor debe contratar un seguro y pagar la prima correspondiente. Con el CIF, además, el vendedor debe entregar los documentos necesarios de empaque y embalaje, flete y Aduana (documentos, permisos, requisitos, impuestos) Pero todo esto es simplemente la teoría oficial, les explicamos el por qué de esta afirmación.

Una de las malas prácticas llevadas a cabo por algunos fabricantes chinos que recomiendan trabajar en condiciones CIF, es la de llegar a un acuerdo oculto con la Empresa Transitaria, para que los costes del Flete que supuestamente deberían pagar íntegramente, no se paguen en su totalidad en origen (lo que sería oficialmente su obligación), traspasando directamente todos estos gastos e incluso algo más, directamente a los costes en destino. ¿Cómo lo hacen?

Muy fácil, simplemente la mercancía llega al Puerto de Destino, pero consignada directamente al propio operador logístico o a su socio estratégico, el cual se encarga de informar al importador de los costes necesarios para hacer el despacho de aduanas y de los costes necesarios para poder llevar su mercancía desde el Puerto de destino hasta sus Bodegas o Almacenes.

Dado que el Importador no puede disponer de la mercancía, ni utilizar otro despachante de aduanas de confianza, se ve en la total obligación de pagar los costes que con total impunidad esta empresa de trasnporte en destino le quiera cobrar si realmente quiere recibir la mercancía y dado que saben que si o si tendrá que pagar si quiere disponer del material, al importador no le queda otra alternativa que pagar estos precios de locura, resultando que al final la operación no sólo le ha salido mucho más cara que si hubiera utilizado la condición FOB, sino que además con la condición CIF no tuvo nunca información acerca de la trazabilidad de la mercancía ni de los estatus correctos con respecto a las fechas reales de llegada y lo que es peor sin tener la posibilidad de contactar con nadie para poder informarse.

Por otro lado, con el FOB controlamos todos los gastos de transporte de toda la importación. Si tú como comprador decides el FOB, recuerda que es tu obligación realizar el pago del flete, el seguro, los gastos de importación, los impuestos de aduana. Pero esto tiene muchas ventajas, entre otras dispones del control de la mercancía en todo momento desde su salida de China, ya que la empresa logística ha sido contratada por ti directamente, a su llegada a destino podrás trabajar con tu despachante de aduanas habitual que te aplicará una tarifa de precios preferencial y además no tendrás sorpresas en los costes del transporte desde el Puerto de Destino a tus Bodegas o Almacenes.

Pin It on Pinterest

Share This